Utagawa Toyokuni

Utagawa Toyokuni I (1769-1825) fue uno de los principales artistas de ukiyo-e (pinturas del mundo flotante) del periodo Edo (1603-1868). Discípulo de Utagawa Toyoharu, el fundador de la escuela Utagawa. Desde 1786 trabajó como ilustrador de libros y se hizo conocido por eclipsar a Toshusai Sharaku.
Se inició en el género bijin-ga (ilustraciones que representaban mujeres hermosas), equiparandose a Kitagawa Utamaro, y creando xilografías (impresiones con madera) que rivalizaban con las de Katsushita Hokusai.
Posteriormente pasa al género de actores del teatro kabuki (yakusha-e), del que fue uno de sus principales exponentes (era una forma de teatro japonés tradicional, caracterizado por su drama estilizado y el cuidado maquillaje de los actores).
Fue autor de la serie Yakusha butai no sugatae (1794-1796), que tuvo un gran éxito, llegando a considerarse sus retratos los más arquetípicos de actores de su tiempo. Su estilo era fluido y elegante, con un colorido claro y brillante.
En sus grabados de actores y escenas del teatro, igual que Sharaku, se ve al personaje real, pero Toyokuni simplemente retrataba lo que veía, a diferencia de Sharaku quien exageraba las actuaciones para dar mas énfasis a la composición.

Las imágenes de Toyokuni recrean lo que uno vería en el escenario, muestran actores actuando, no solo imágenes de actores en escena. En suma, estas características hicieron que las xilografías de Toyokuni fueran mucho mas populares entre el público que asistía al teatro que las de Sharaku, aunque la historia tiende a juzgar a Sharaku como el gran artista y observador más entusiasta.
Se dice que Toyokuni manifestó una vez acerca de su trabajo: “ Mis imágenes son simplemente algo que dibujo y nada mas que eso”
Sin embargo, su trabajo capturó y entusiamó al mundo que le rodeaba, particularmente el teatro Kabuki, con gran claridad, y su estilo fue un paso adelante, de éxito comer
cial, que liberó las impresiones de xilografías en madera de muchos cánones restrictivos que limitaban a generaciones de artistas anteriores.
Falleció en Edo (Actualmente Tokyo), rodeado de muchos de sus discípulos, incluidos Kunisada y Kuniyoshi a la edad de 57 años
Antonio Pedraz